Peruvian Flag.gif (27917 bytes)

FESTIVIDADES RELIGIOSAS

 
 

 

 

 

 

 

Santa Rosa

 

 

Santa Rosa de Lima, según la versión del historiador Armando Nieto Vélez S.J., nació en Lima el 5 de mayo de 1586. De acuerdo a su colega el Dr. César Revoredo Martínez, la santa nació el 30 de abril de 1586. Falleció el 24 de agosto de 1617, cuando apenas contaba con 31 años de edad.

 

Según otras fuentes que aducen la expedición de sólo "Partidas de Nacimiento" hasta antes de 1920, habría nacido el 25 de mayo, fecha en que fue bautizada por el Padre Antonio Polanco, en la iglesia de San Sebastián, el día de Pascua de Pentecostés con el nombre de Isabel.

 

Fue hija de Gaspar Flores, arcabucero natural de San Juan, Puerto Rico y de doña María de Oliva y Herrera, peruana. A su nacimiento fue bautizada con el nombre de Isabel, en recuerdo a su abuela y el de Rosa le fue dado por el Obispo Toribio de Mogrovejo, al momento de administrarle la Confirmación.

 

Su madre la llamaba Rosa desde muy niña debido a un suceso muy especial, acaecido cuando una criada, meciendo la cuna en que la futura santa se encontraba, levantó el velo que la cubría para cerciorarse si estaba dormida y vio con asombro que su rostro parecía el de una linda rosa. Corrió para informárselo a la madre y ésta al verla, la tomó entre sus brazos y le prometió que mientras viviera, sólo la llamaría Rosa.

 

Gran parte de su vida la pasó recluida en una pequeña habitación que había construido en el huerto de su casa, donde realizaba sus diarias penitencias. Su devoción por la oración le hizo gozar de gracia divina, pero igualmente sufrió incomprensión por parte de sus familiares y allegados. Ayunaba los miércoles, viernes y sábados, muchas veces a pan y agua solamente.

 

Cuando se le presentó al Papa Clemente IX, el expediente para la beatificación de la santa limeña, éste un poco incrédulo expresó:

 

– ¿Santa? ¿Y limeña? Hum... Tanto daría una lluvia de Rosas. Y perfumadas hojas de rosas cayeron sobre la mesa de Su santidad.

 

Clemente IX, la canonizó el año de 1666, fijando su festividad para el día 30 de agosto; convirtiéndola en la primera Santa del Nuevo Mundo. Es también Patrona del Perú, de la América española y de las Filipinas. (© LARS).

 

 

 

 

Partida: Cortesía Gabriela Velaochaga

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

 

Plegaria Lírica

 

 

Santa Rosa de Lima, que atormentadamente

tus fervores sepultas en umbroso rincón:

¿por qué las mismas rosas que ciñes a tu frente

sus espinas me clavan dentro del corazón?

 

Tal vez sientes el propio dolor de quien un día

en tu Rímac nativo vio la primera luz,

la oración de tus labios se hace en mí poesía

y en mi espada de lucha se perfila tu cruz.

 

Santa Rosa de Lima: tú que naciste Santa

en la ciudad en donde poeta nací yo;

haz que tu flor perfume, mientras mi musa canta

canto y perfume vienen en un tiempo que pasó.

 

Cuando sufrí, tiempo hace, mal de literatura,

la sala de lectura, donde a diario acudí,

me ofreció, en un gran cuadro, pintada tu figura;

y lo que no en los libros, pude encontrar en tí.

 

Eres blanda al ruego, yo sordo a la amenaza;

tú serenas los dioses y yo exalto el amor;

entre tú y yo sumamos la virtud de la raza:

éxtasis y tumulto, misticismo y fragor...

 

¡Oh, Patrona de América: abre el piadoso manto

para que en él refugien veinte pueblos su fe...

Yo sobre veinte pueblos hago volar mi canto...

¡Ponlos tú de rodillas, yo los quiero de pie!

 

 

JOSE SANTOS CHOCANO

     
   

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰